Los atentados de Cataluña de 2017 —también conocidos como los atentados del 17 de agosto de 2017 o por el numerónimo 17A— fueron una serie de ataques terroristas que se desarrollaron en las ciudades de Barcelona y Cambrils en la comunidad autónoma de Cataluña, España. Se iniciaron el 17 de agosto de 2017 en el paseo de Las Ramblas de Barcelona, donde sobre las 5 de la tarde se cometió un atropellamiento masivo con una furgoneta que recorrió 530 metros en la zona central del paseo, desde la calle Buen Suceso hasta el pavimento Miró, frente al Mercado de la Boquería.4 Horas después, Estado Islámico reivindicó el atentado mediante la agencia de noticias Amaq.

En el ataque de Barcelona se produjeron 15 muertos —entre ellos dos niños de tres y siete años— y 6 131 heridos, cinco de ellos en estado crítico. Uno de los heridos, una turista alemana de 51 años falleció diez días después por sus heridas, elevando la cifra a 16.7 El conductor de la furgoneta, Younes Abouyaaqoub, logró escapar a pie cruzando el mercado de la Boquería y caminando por toda Barcelona hasta la Zona Universitaria; y, a las 6:20 de la tarde, cuando Pau Pérez Villán, de 35 años, estaba estacionando su coche en el aparcamiento de la Zona Universitaria, Younes le apuñaló y más tarde murió desangrado en el coche, un Ford Focus blanco que utilizó Younes para salir de Barcelona.

Información extradia en Wikipedia

error: Content is protected !!